Mejores razones para hacer un video corporativo para tu empresa

Hay muchos motivos por los que hacer un vídeo corporativo resulta beneficioso para tu empresa, tanto si eres autónomo, pyme o empresa.

Hace ya muchos años que realizar un vídeo de empresa es una práctica común entre todo tipo de compañías. Se trata de la manera más directa de mostrar tus instalaciones, tus productos, la imagen de tu empresa, tu cadena de trabajo y un largo etcétera que se ha ido ampliando con los años.

Años atrás, este tipo de vídeo se trataba de un producto que principalmente se mostraba de manera presencial, ya fuera en eventos y convenciones o a través de DVDs y otros soportes físicos ya obsoletos.

Hoy en día no solo aumentan  los motivos por los que hacer una producción audiovisual si no que se han ampliado enormemente, los medios y las vías de distribución, hasta el punto que hacer un vídeo de empresa reporta más beneficios que nunca. Según las estadísticas de Youtube, al mes se visualizan aproximadamente unos 200 mil millones de vídeos online en el mundo, el 25% de los cuales se hace desde dispositivos móviles. Estos datos nos dan una idea clara de lo importante que resulta para cualquier empresa tener presencia en este tipo de medios.

A continuación te contamos algunos de los beneficios que para nosotros resultan más interesantes, aunque no son los únicos:

  • Permite destacar la identidad de tu empresa de forma clara, sencilla e impactante. Este es uno de los principales motivos por los que siempre se han hecho vídeos corporativos y que a día de hoy mantiene su vigencia.
  • Inspiran confianza. Un vídeo permite conectar mejor con el usuario y resulta más útil a la hora de transmitir emociones, aporta un gran valor a tu empresa y humaniza tu imagen corporativa.
  • El vídeo ayuda a tu empresa a posicionarse a nivel SEO en Google y otros buscadores. El gigante Google considera el vídeo como contenido de alta calidad a la hora de posicionar las millones de webs en sus motores de búsqueda. Además, el hecho de tener un vídeo en tu sitio web aumenta el tiempo de permanencia del usuario en ella, lo cual ayuda enormemente a aparecer en las primeras posiciones de búsqueda.
  • Mayor impacto de Branding. Los vídeos provocan una llamada de atención mayor y aumenta el tiempo de retención de la información muchísimo más que cualquier otro medio. Captamos la atención del usuario durante un tiempo de 20 o 30 segundos a 3 o 4 minutos, por lo que el nivel de recordatorio de una marca, producto o empresa es más elevado que en un banner menos interactivo, un texto o cualquier otro medio.
  • El vídeo no sólo sirve para hacer marketing. Es cada vez más utilizado para dar un valor añadido a un producto: instrucciones de uso, mantenimiento, prevención de riesgos laborales… o simplemente como herramienta de ahorro cuando tenemos una base importante de usuarios con preguntas frecuentes, quienes viendo el vídeo las van a resolver por sí mismos, permitiendo a todos ganar tiempo.
  • Los vídeos no sólo se consumen, también se comparten de forma masiva. Es decir, pueden viajar y ubicarse donde quieras. Puede usar tu vídeo en ferias y convenciones, en tu propia web, YouTube, Vimeo, enviarlo a través de e-mails, televisión, redes sociales… además podrán ser vistos en dispositivos móviles, tablets, TV, smart TV, cable, presentaciones PowerPoint… y un largo etcétera que cada día se va ampliando aún más.
Mejores razones para hacer un video corporativo para tu empresa
  • Crear marketing viral. Hace no mucho nos dedicábamos a subir nuestros vídeos a YouTube esperando que se creara un marketing viral por sí solo, que en ocasiones podía funcionar o no. A día de hoy, incluir nuestro vídeo como publicidad en otros vídeos es un canal adicional de distribución que permite llegar a un público objetivo eligiendo una audiencia específica.
  • Un vídeo corporativo o institucional permiten una relación personalizada a distancia con el usuario: cara a cara, 24 horas al día, a nivel global y en el horario del cliente.
  • Permite a su empresa dirigirse a otro tipo de público y ampliar su mercado de una manera rápida y sencilla.
  • Gracias a las nuevas tecnologías, realizar un vídeo corporativo es mucho más barato que antes. Hace no mucho tiempo, realizar un vídeo de empresa resultaba enormemente costoso. Además, después de haber desembolsado una importante cantidad de dinero, los resultados no terminaban de ser completamente satisfactorios para el cliente. En los últimos años sin embargo, los medios tecnológicos se han democratizado tanto que realizar un vídeo corporativo está al alcance de cualquier empresa, pudiendo competir además en cuanto a calidad con las grandes marcas y compañías.
  • El vídeo está y estará siempre de moda. Por lo general, todos preferimos ver un vídeo en el que se nos muestre de forma directa un producto o se nos expliquen las funciones de una empresa, a leer un texto.
  • Los resultados de las campañas se pueden medir con facilidad, sin necesidad de conocimientos avanzados a través de herramientas como Google Analytics, por lo que la misma empresa puede controlar en todo momento el impacto que su vídeo está teniendo en los usuarios y clientes.